Los adultos jóvenes que viven con diabetes tipo 1 son muy vulnerables

Los adultos jóvenes que viven con diabetes tipo 1 son muy vulnerables

Un sistema de apoyo fuerte es crítico para los adultos jóvenes con diabetes tipo 1 que están navegando en las transiciones de la vida

Durante un simposio en el día de apertura de las 80 Sesiones Científicas Virtuales de la ADA (American Diabetes Association), tres expertas discutieron los desafíos que enfrentan los jóvenes adultos con diabetes tipo 1 en la transición de la niñez a la edad adulta. Las panelistas destacaron la importancia de contar con sistemas de apoyo sólidos y con acceso a recursos útiles.

El Simposio Mejorar el control de la diabetes tipo 1 en adultos jóvenes: ¿hay que (re)crear estrategias? puede accederse por los asistentes registrados en ADA2020.org hasta principios de septiembre.

"Como adolescente o adulto joven con diabetes tipo 1, difícilmente puedes levantarte de la cama antes de mirar un dispositivo que te pita y te dice que hagas una tarea - revisar tu nivel de azúcar en la sangre, aplicarte más insulina, tu bomba podría estar funcionando mal, necesitas tomar una cierta cantidad de carbohidratos para corregir tu nivel de azúcar en la sangre. La lista continúa durante todo el día", dijo Jennifer Saylor, PhD, APRN, ACNS-BC, Profesora Asistente en la Escuela de Enfermería y el Departamento de Salud del Comportamiento y Nutrición de la Universidad de Delaware.

La Dra. Saylor abrió el simposio con un debate sobre cómo las "experiencias vividas" pueden influir en la participación de los jóvenes en el cuidado de la diabetes. A menudo, una de las primeras y más desafiantes transiciones es cuando un joven adulto se va a la universidad.

"A medida que ese joven adulto cambia, también lo hace el papel de los padres. Para muchos padres, es difícil renunciar a ese papel de cuidar de su hijo con diabetes tipo 1", dijo la Dr. Saylor. "Para el joven adulto, la diabetes tipo 1 afecta todos los aspectos de su vida y complica la vida universitaria. El apoyo, no sólo de los amigos, sino de los funcionarios del campus, es importante. Tener una red de apoyo para la diabetes en el campus, por ejemplo, es muy útil".

Anna Floreen Sabino, MSW, CDCES, Directora del Programa de la College Diabetes Network (CDN), ofreció una visión general de la CDN y analizó los recursos disponibles para los adultos jóvenes y sus familias, haciendo hincapié en la "magia" de las conexiones entre pares y los sistemas de apoyo.

"Los adultos jóvenes que viven con diabetes tipo 1 son muy vulnerables", dijo. "Este grupo de edad es tan importante porque es muy fácil perder de vista su atención clínica, y sin embargo, necesitan la mayor cantidad de ayuda, amor y apoyo en su transición a través de tantos hitos de la vida". Necesitan más apoyo y ayuda que una simple visita a la clínica. El apoyo de los compañeros es un activo enorme que a menudo se pasa por alto en los entornos de atención clínica".

La misión principal de la CDN, dijo Sabino, es crear programas de apoyo entre pares y proporcionar recursos educativos para los adultos jóvenes con diabetes tipo 1 y sus familias.

"La CDN se centra realmente en todas las transiciones que ocurren en este grupo de edad, desde el establecimiento de la independencia, hasta la mudanza, para averiguar cómo funciona el seguro, etc.", dijo. "Muchas transiciones tienen lugar en la edad de joven adulto y estos jóvenes adultos necesitan empoderamiento y apoyo de sus pares para ayudarles a sentirse mejor para hacerlo mejor".

Persis V. Commissariat, PhD, Psicólogo Clínico e Investigador Asociado en el Centro de Diabetes Joslin y un Instructor de Psicología en la Escuela de Medicina de Harvard, discutió los desafíos de "adultecer" con la diabetes tipo 1.

"Los adultos jóvenes se enfrentan a mucha incertidumbre y ansiedad cuando empiezan a planear su futuro. Y ahora, con el factor estresante añadido de COVID-19, se enfrentan a una incertidumbre aún mayor, que puede contribuir a un mayor estrés psicológico y emocional", dijo la Dr. Commissariat.

Ese aumento del estrés puede tener un impacto negativo en su salud y en la gestión de la diabetes, añadió. En las encuestas realizadas a adultos jóvenes con diabetes de tipo 1, algunas de las preocupaciones más comunes que están experimentando durante COVID-19 incluyen la forma en que la diabetes aumenta su riesgo de contraer el virus y empeora la recuperación, cómo gestionar sus niveles de glucosa en sangre si contraen el virus, cómo la pandemia afectará al acceso a los suministros/medicamentos y cómo la pérdida de ingresos o de empleo podría afectar a la atención de su diabetes.

"Sabemos que la depresión, la ansiedad, la angustia y el aislamiento pueden comenzar o empeorar en estos momentos de gran estrés", dijo el Dr. Commissariat. "Necesitamos animar a los jóvenes adultos a ser abiertos sobre sus luchas, a relacionarse con otras personas con diabetes, y a acudir a los profesionales cuando necesiten ayuda".