Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 (antiguamente denominada diabetes insulino-dependiente o diabetes juvenil) es causada por una pérdida o disfunción de las células productoras de insulina, llamadas células beta pancreáticas, es una reacción autoinmune en la que el sistema de defensa del cuerpo ataca estas células. Todavía no se sabe del todo el motivo de que esto ocurra y no existe una manera práctica de predecir quien la adquirirá. Las personas con diabetes tipo 1 producen muy poca o ninguna insulina. La condición puede afectar a personas de cualquier edad, pero generalmente se desarrolla en niños o adultos jóvenes. Las personas con este tipo de diabetes dependen de inyecciones de insulina diarias o de una bomba de insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Sus síntomas consisten, entre otros, en excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio. Estos síntomas pueden aparecer de forma súbita.

La diabetes es una condición crónica que necesita atención cuidadosa, pero con algo de conocimiento práctico usted puede ser el aliado más importante de su hijo para aprender a vivir con la enfermedad.

 

imagen: