¿Debo alternar el lugar donde me inyecto insulina?

La insulina no puede ingerirse, los jugos digestivos la destruyen; pero si actúa, si es inyectada, si se inyecta siempre en el mismo lugar provoca abultamiento llamado distrofia. En los brazos la insulina se absorbe con más dificultad.

Hay que cambiar cada vez el lugar de la inyección y no usar siempre en la misma zona.